Julio 01, 2022

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Contenidor marróEl Ayuntamiento de Eivissa ha recogido 1.554 toneladas de residuos orgánicos en el municipio desde el mes de febrero.

La recogida selectiva de residuos de Eivissa ha aumentado un 7% desde la instalación del contenedor marrón en las calles del municipio en mayo de 2021. Desde febrero del año pasado, se han recogido un total de 1.554,75 toneladas de residuos orgánicos en el municipio.

El Ayuntamiento de Eivissa inició en el mes de febrero de 2021 la recogida de residuos orgánicos con grandes establecimientos productores como el Mercat Nou, el Mercat Vell, el hospital de Can Misses, residencias y algunos establecimientos comerciales y hoteleros. Posteriormente, en el mes de abril. se inició de forma paulatina la instalación de los contenedores para la ciudadanía.

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Salewski, ha señalado que “en este tiempo hemos observado que cada vez se recicla más y hemos logrado que disminuya el porcentaje de residuos que va al vertedero. La concienciación y el hecho de acercar y facilitar el reciclaje y la separación de las fracciones a la ciudadanía favorece también que se pueda reutilizar la materia que deriva del reciclaje de la materia orgánica”.

En 2021, se han recogido un total de 1.103,97 toneladas de residuos orgánicos. En lo que llevamos de 2022, hasta finales de abril, las cifras se sitúan en 450,78 toneladas, con una subida de reciclaje de residuos orgánicos mes a mes. La tasa de recogida selectiva de residuos se sitúa en un 26,82%.

En cuanto a la separación de residuos, se observa un aumento de los reciclajes en todos los contenedores comparando en el mes de abril de 2022 y el de 2021. Así se han recogido 144,20 toneladas de residuos orgánicos (27 en el mismo mes de 2021), 258 de papel y cartón (172 en abril de 2021), 182 toneladas de vidrio (93 en 2021) y 119 de envases (97 a 2021).

Desde el Ayuntamiento de Eivissa se impulsa este servicio de recogida y reciclaje de materia orgánica en la ciudad, ya que se considera un modelo de gestión de residuos más sostenible, que permite la reducción de las emisiones de CO₂ y que demuestra el compromiso en la lucha contra el cambio climático.

La recogida selectiva permite convertir los residuos orgánicos en recursos aprovechables como el compost, un tratamiento que se realiza en la nueva planta de Ca na Putxa.

Wpp