Diciembre 07, 2019

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Reconeixement voluntaris onada de fred

El Ayuntamiento de Eivissa ha llevado a cabo un reconocimiento a los voluntarios del dispositivo por la ola de frío. El protocolo ha estado activo diez días y ha atendido a medio centenar de personas.

El Ayuntamiento de Eivissa ha llevado a cabo esta mañana un reconocimiento a los voluntarios que han participado en el protocolo por la ola de frío que se puso en marcha el pasado 13 de enero y ha estado activado hasta la noche  del lunes 23 al martes 24 de enero.

Al acto han asistido 25 voluntarios de la Cruz Roja, voluntarios de Cáritas y Voluntarios de Eivissa, junto con la coordinadora de la UME de Cruz Roja, Flora Aznar. El alcalde, Rafa Ruiz, ha querido dar las gracias a los voluntarios "sin su labor diaria en el centro de Santa Cruz no se hubiera podido mantener este dispositivo" y dijo que el Ayuntamiento trabajará para poner en marcha las infraestructuras necesarias para cubrir las necesidades que tiene el municipio en materia de Bienestar Social.

La red de inclusión social es quien activa el protocolo por la ola de frío, que está coordinado por la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Eivissa, en la red de inclusión social participan Cáritas, Cruz Roja, IB salud y desde el pasado viernes el Consell Insular de Eivissa. El concejal de Bienestar Social, Joan Ribas, explicó que este protocolo se activa cuando las temperaturas bajan de 5ºC, y ha consistido en la apertura del local de Santa Cruz cedido por el Obispado para la pernoctación de personas sin techo; la ampliación de horario de 8 a 20 h del centro de Día de Cáritas situado en la c/ Carlos III donde los usuarios tenían desayuno, comida, cena y podían permanecer todas las horas que quisieran dentro de los horarios establecidos; una unidad móvil de Cruz Roja que patrullaba por Eivissa de las 20.30 h hasta medianoche para informar a los sin techo que podían acudir al local de Santa Cruz, y dar asistencia.

En los diez días que ha sido activado el protocolo se ha atendido a medio centenar de personas, a pesar de la dificultad de tener un número exacto de las personas que han pasado tanto por el centro de día como por el local de Santa Cruz, y los atendidos por la unidad móvil.