Octubre 27, 2021

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Can BotinoEl equipo de gobierno pide colaboración ciudadana para superar un verano que será 'difícil'. Esta semana la limpieza intensiva llega a s'Alamera y el barrio de la Marina.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Eivissa ha implantado una reorganización temporal a la Concejalía de Medio Ambiente con el fin de centrar los máximos esfuerzos en la tramitación del pliego de limpieza y conseguir que su adjudicación se haga lo antes posible. Las dos técnicas que han de analizar las ofertas de las empresas y elaborar los informes evaluándolas se han separado del servicio y han dejado temporalmente de lado el resto de sus obligaciones para centrarse exclusivamente en el trabajo de revisión y valoración de las ofertas presentadas por las diferentes empresas que optan a la adjudicación.

'El trabajo que hay que hacer es complicado y los técnicos nos explicaron desde la primera semana que harían falta algunos meses para completarla. De acuerdo con las personas que lo han de desarrollar, hemos acordado centrar toda su jornada laboral en realizar estos informes y, así, reducir todo lo que podamos los tiempos de preparación de los informes. A pesar de este esfuerzo, la nueva contrata no será realidad hasta el año 2016, dado que la empresa que resulte adjudicataria tiene después un plazo de 6 meses para implantar todas las mejoras que señala el pliego, incorporar la nueva maquinaria y comenzar a realizar los nuevos servicios previstos en el contrato', explica el alcalde de Eivissa, Rafa Ruiz.

En la Concejalía de Medio Ambiente, en colaboración con la Concejalía de Vías Públicas, se ha hecho una pequeña reorganización para que los trabajos que estas técnicas han tenido que dejar de lado salgan adelante. 'Es probable que no todo el trabajo salga con la velocidad deseable pero hemos decidido concentrar los esfuerzos en limpieza porque como hemos dicho desde el primer día, es la prioridad número 1 de este equipo de gobierno', señala Montse García, concejala de Medio Ambiente.

El alcalde y la concejala de Medio Ambiente también quieren aprovechar para pedir la máxima colaboración ciudadana para pasar el verano de la manera más digna posible en materia de limpieza ya que reconocen que la situación es muy complicada y estamos ante un 'verano difícil'. 'Todavía tenemos demasiada gente que deja la badura fuera del contenedor, en horarios no permitidos; que abandona muebles y enseres sin avisar a la empresa que los recoge o que incluso tira papel y otros desperdicios en la calle, sin emplear las papeleras, por no hablar de los dueños de perros que no recogen los desperdicios de sus animales. Todo esto no se puede consentir y es imprescindible cambiar actitudes y comportamientos si queremos tener una ciudad más limpia', reclama Rafa Ruiz. El alcalde pide especialmente la colaboración de los negocios y establecimientos privados, que 'si tienen cuidado de la parte exterior de su local y si hacen una gestión correcta de sus residuos pueden ayudar mucho a dar una mejor imagen de la ciudad', añade.

El Ayuntamiento aprovechará los elementos de publicidad que están dentro de la concesión municipal y que no tienen coste para la institución para colocar nuevamente carteles sobre civismo y sobre la necesidad de cooperar para tener el municipio lo más limpio posible.
Por otra parte, esta semana las operaciones especiales de limpieza llegan a s'Alamera y el barrio de la Marina, especialmente en las calles peatonales donde es más fácil hacer estas operaciones de refuerzo para que así no se deben retirar vehículos en pleno verano. "El objetivo es limpiar las calles de la zona centro ahora que llegan las Fiestas de la Tierra y tendremos más gente disfrutando de las diferentes actividades programadas en estas zonas", señala la concejala de Medio Ambiente.