Diciembre 02, 2021

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Obres Baluard St. JordiEl Ayuntamiento de Eivissa inicia las obras de restauración del baluarte de Sant Jordi, el único baluarte pendiente de rehabilitación. Los trabajos durarán aproximadamente un año y están financiados por el Ministerio de Fomento y el Consorcio Eivissa Patrimonio de la Humanidad.

El concejal de Patrimonio del Ayuntamiento de Eivissa, Pep Tur, ha presentado esta mañana las obras de restauración del baluarte de Sant Jordi, que ya han comenzado y que durarán aproximadamente un año. Los trabajos, que tienen un coste de 322.000 euros, han sido adjudicados a la empresa Refoart y el director de obra será el arquitecto Fernando Cobos, también responsable del Plan Director de Murallas de la ciudad de Eivissa.

Tur ha explicado que el baluarte de Sant Jordi fue el primero que se construyó pero que, curiosamente, será el último en ser rehabilitado, cerrando así las intervenciones de recuperación de los baluartes de la muralla. Las obras comenzarán por la parte que más molestias puede provocar a los peatones que visiten Dalt Vila y la parte más visual será la eliminación de la gran tapa del depósito de agua que se construyó en el baluarte durante los años 50.

Cobos ha señalado que este baluarte, junto con el baluarte que une Sant Jordi con Sant Bernart y en el que también se actuará, tienen un gran interés dado que tienen los parapetos más antiguos que se conservan, incluidos algunos corvos y que 'son excepcionales en el mundo de la fortificación del Renacimiento'. El director de la obra explica que se trata de un baluarte que ha sido muy maltratado a lo largo del tiempo. Para alojar el depósito de aguas se agujereó por dentro el baluarte y las casamatas, que tienen un difícil acceso, se fueron llenando y rellenando de diferentes materiales.

Por todo ello, el equipo de trabajo, en el que también está la arqueóloga y técnica municipal Rosa Gurrea prevé una intervención ardua, que comenzará con la eliminación de todos los materiales y componentes añadidos para estudiar el estado real de los diferentes muros y ajustar el trabajo a las verdaderas necesidades de cada zona.

El concejal y la técnica de Patrimonio han explicado que en principio no está previsto musealizar este baluarte, sino dejarlo sin ningún elemento para que se pueda disfrutar en un estado más natural. Tur también ha indicado que la filosofía de trabajo de su departamento se basa no sólo en las grandes obras, sino también en las pequeñas reparaciones para mejorar el estado de conservación de toda la zona declarada Patrimonio Mundial y su entorno. Por ello, desde Patrimonio también se han puesto en marcha dos fases de un plan de trabajo de pequeñas intervenciones que está permitiendo arreglar muchos pequeños desperfectos.

Enlace a:
· Corte de voz del concejal de Patrimoni, Pep Tur