Octubre 22, 2021

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Policia localLa Policía Local de Eivissa ha interpuesto este fin de semana un total de 63 denuncias por incumplir las medidas de seguridad establecidas para hacer frente a la COVID-19. La mayoría de las sanciones, 44, han sido por vulnerar el horario de limitación de la movilidad nocturna, establecido entre las 23 y las 6 horas.

Algunas de estas infracciones se han detectado en un botellón en el paseo de ses Pitiüses, el sábado. Los agentes han intervenido en una reunión a las 23.30 horas donde se ha denunciado a siete personas por vulnerar el toque de queda. Además, se han interpuesto siete denuncias por consumir alcohol en la vía pública.

La Policía Local también ha intervenido, el sábado a las 22.30 horas, en otro botellón en el mirador de Marina Botafoch, donde se han interpuesto cuatro denuncias por consumo de alcohol en la vía pública.

Los agentes también han levantado 15 actas por no hacer uso de la mascarilla y otras cuatro por otras infracciones relacionadas con las medidas anticovid durante el fin de semana.

Otras actuaciones

Durante el fin de semana la Policía Local de Eivissa ha detenido además a un hombre de 36 años por un presunto delito de falsedad documental. Los hechos ocurrieron el sábado a las 20.40 horas, cuando una patrulla ha observado un turismo estacionado sobre la acera en la calle Asturias.

Los agentes denuncian el vehículo y solicitan el servicio de grúa para que lo retire. En ese momento aparece el propietario que justifica los hechos diciendo que tenía permiso para aparcar en ese espacio y muestra a la Policía Local un permiso. La policía lo comprueba y observa, con una luz ultravioleta, que la documentación difería de las características técnicas formales respecto a un documento legal, por lo que proceden a su detención.

Durante el fin de semana, la Policía Local de Eivissa también ha intervenido en otra actuación, junto con la Policía Nacional, donde hay un hombre investigado. Los hechos ocurrieron la pasada noche, a las 3.30 horas en la calle Pere Francés, cuando una patrulla de Policía Nacional observa como un conductor de un turismo circulaba contra dirección por esta vía.
Los agentes le dieron el alto y comprobaron que presentaba síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol, por lo que han requerido la presencia de la patrulla de Atestados de la Policía Local de Eivissa.

El hombre se ha negado a realizar la prueba de etilometría y ha sido imputado tanto para negarse a la realización de pruebas reglamentarias como por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al presentar síntomas.

Wpp