Casa Broner


Construida por el arquitecto y pintor Erwin Broner en 1960.
Bien de Interés Cultural, categoría de Monumento.
Donación de Gisela Broner al Ayuntamiento de Eivissa.

La Casa Broner fue construida en 1960 como residencia y estudio del arquitecto y pintor de origen alemán Erwin Broner (1898-1971). Declarada Bien de Interés Cultural en el año 2000, constituye una pieza clave de la arquitectura moderna de las Islas Baleares. Tras una cuidadosa restauración -dirigida por el estudio de los arquitectos Isabel Feliu i Raimon Ollé- se ha abierto al público con el objetivo de dar a conocer el importante legado de Erwin Broner como arquitecto y artista, y de promover la investigación, documentación, conservación y difusión de la arquitectura moderna y contemporánea, así como de la arquitectura rural, la arquitectura del paisaje, y el territorio en Ibiza y las Islas Baleares.

Erwin Broner (Múnich, 16 de noviembre de 1898 – Kreuth, 15 de octubre de 1971) se forma como pintor y arquitecto en la Alemania de entreguerras. Forzado a emigrar por sus orígenes judíos, llega a la España republicana en 1933 y realiza una breve visita a Ibiza, donde decide instalarse. Recorre la isla y documenta las viviendas rurales, que le fascinan por su sencillez, funcionalidad y armonía con el entorno. Construye el primer edificio moderno de la isla, un establecimiento de baños en la playa de Talamanca –hoy desparecido– que publica, junto con sus estudios de la arquitectura rural ibicenca, en la revista AC, portavoz de la vanguardia arquitectónica catalana, el GATCPAC.

Sin embargo, la Guerra Civil le obliga de nuevo a emprender el exilio, que le lleva, en 1938, a los EE UU. Allí trabaja como fotógrafo, decorador, arquitecto y participa en la realización de películas de animación como operador, escenógrafo, músico y prosigue su actividad como pintor. Trabaja con George Pal, productor de cine de animación innovador y experimental, que alcanza gran popularidad en Hollywood con los Puppetoons. Sus habilidades en el campo del cine de animación le permiten encontrar trabajo en un estudio de animación de Londres e iniciar el regreso a Europa. Obtiene la nacionalidad americana en 1944 y, tras varias idas y venidas entre los EE UU y Europa, con estancias en París (1946-1948 y 1953-1954), Colliure (1946), Krumville –Nueva York– (1948-1951), Ibiza (1952-1953 y 1954), Londres (1957) y Los Ángeles (1957-1958), logra alcanzar su sueño de instalarse definitivamente en Ibiza donde reside de forma permanente entre 1959 hasta que fallece en 1971.

Broner deja un importante legado en Ibiza, no sólo como pintor y arquitecto sino como actor de la vida cultural de la isla y catalizador de iniciativas ciudadanas. Participa en la creación del Grupo Ibiza 59, que reúne a artistas, en su mayoría extranjeros, residentes en la isla, promueve la creación del cine club de Ibiza, y se implica en los cambios que se están operando en Ibiza en la década de 1960 con el desarrollo del turismo.

Entrada gratuita.
Espacio no accesible para personas con movilidad reducida.