El gabinete de dibujo se ha proyectado y realizado para que los visitantes del museo dibujen.

Consta de una sala con taburetes y un mueble con contenidos:
1.- papeles
2.- lapiceros
3.- tablillas
4.- esculturas, objetos y bodegones o composiciones

-¿Por qué?

-Porque creemos que el dibujo es muy importante en el desarrollo cognitivo de las personas.
-Porque queremos generar visitas creativas en los museos y establecer dinámicas lúdicas y participativas.

-¿Para quién?

- Para todas las edades, para todos los públicos.

Razón de ser:

El gabinete de dibujo es también un ámbito de descanso en la visita, una posibilidad libre de actuar en el museo desde una posición activa y no solo contemplativa, supone un cambio de actividad y por tanto una posibilidad de enriquecer la visita a las colecciones y a las exposiciones temporales.
Forma parte de nuestro proyecto didáctico global. Invita a los visitantes a relacionarse con los objetos y presenta los problemas de las polivalencias de la interpretación.
La presentación de los objetos ordenadamente propone al espectador motivos para ser representados en un ambiente recogido y específico.

Se pretende llamar la atención del visitante para que la percepción, apreciación y comprensión se ahonden y pretende que su relación con el objeto se familiarice y haga más fácil.
Los contenidos del mueble son muy variados porque se quiere llamar la atención sobre los mismos y por eso se combinan obras de arte, por ejemplo esculturas de Acisclo Manzano y Miquel Navarro con objetos de uso cotidiano como cuerdas, caja, fruta, etc.

NORMAS DE FUNCIONAMIENTO PARA VISITANTES

El gabinete está pensado para que cualquier visitante sin límite de edad, dibuje. Tras explorarlo un poco el visitante descubrirá por sí mismo el funcionamiento:
Se toma una tablilla de madera, un papel y un lápiz y se selecciona el objeto a dibujar, procediendo sentado sobre un taburete.

No se permitirá la manipulación de los objetos del punto 4 del mueble.
Se permitirá dibujar en otra sala del museo pero se deberán devolver las tablillas y lapiceros al mueble. En cuanto a que hacer con los dibujos, caben dos opciones: o bien llevárselo a casa o depositarlos en el buzón a tales efectos que hay en los muebles de esta forma el departamento de didáctica del museo podrá estudiar y hacer balance de los mismos.