• 1

Pata casera

Inés nos propone para el taller de creatividad preparar pasta casera. Nos la recomienda porque aunque es muy fácil comprarla hecha; es aún más fácil hacerla con ingredientes naturales y de proximidad.

Nos explicará cómo hacer una pasta fresca básica pero que podéis personalizar con diferentes ingredientes que os gusten como remolacha, pimienta, cúrcuma, etc.

Para hacer la pasta fresca sólo se necesitan dos ingredientes: harina y huevos.

Por tema de medidas, no hay demasiadas complicaciones: tenéis que acordaros que por cada huevo, necesitamos 100 gr. de harina y esto sería una ración para una persona, así que en función de cuántas raciones queráis preparar; multiplicad.

La harina la deberéis tamizar toda, con un colador o con una vasija especial para hacerlo. Id construyendo con la harina un volcán y reservad un poco. Tirad dentro del volcán los huevos y con un tenedor empezad a batir e integrarlo con su harina. Toca ensuciarse y amasar con las manos. Se trata de formar una bola, poco a poco, no olvidéis que hay que ir amasando seguidamente porque si no la pasta se seca.
Cubrid la masa en film y la dejáis reposar 30 minutos. Y, obviamente, no dejamos la cocina hecha un desastre; mientras la pasta resposa la limpiamos.

Pasada la media hora, dejad un poco de harina en el banco donde vayáis a trabajar. Estirad la masa lo más fina que podías y luego, con un cuchillo, id dándole forma. Como alternativa, podéis hacer formas redondas y rellenarlas con ingredientes que os gusten. Y ahora es necesario que la dejéis secar durante un rato y después o bien la podéis cocinar o reservar para más tarde dentro de la nevera.