Junio 20, 2018

ajuntamentdaltvila

Barrios de la Ciudad de Eivissa

Información histórica de los diferentes barrios del municipio y la recuperación de su toponimia tradicional, ya que forman parte de la historia y cultura de la localidad.

Os invitamos a compartir vuestras fotografías antiguas de los barrios con el Archivo de Imagen y Sonido Municipal (AISME):

Para contactar con el archivo, podéis escribir a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Dirección: Can Botino · c/. de Pere Tur, 1 · Dalt Vila
Horario: de lunes a viernes de 9.00h a 14.00h

Puig des Molins

Puig des MolinsBarriada y espacio de la ciudad de Eivissa, parcialmente desarrollado urbanísticamente y que todavía cuenta con zonas libres y con valores diversos. El barrio se encuentra en el monte que recibe el mismo nombre (50m), Tiene una extensión de 1,2 km2 aproximadamente y delimita, al O, con el barrio de ses Figueretes, delimitando ambos barrios la calle de Al Sabini; al S, con el mismo barrio, a través de un peñasco; al E, con el Soto, donde hace de límite el cuello que separa los montes des Molinos y el de Vila, y al N, con la barriada de Sa Capelleta, a través de la pendiente del Puig d’es Molins esa vertiente.
Alguno de los micro topónimos de la zona son el Puig de sa Forca, porque históricamente fue lugar de ajustes y ejecuciones, como también lo fue la zona del Soto. Aquí se encuentra ubicado el Observatorio Astronómico, de titularidad municipal y re inaugurado recientemente.

Breve reseña histórica: en época antigua y durante siglos la zona fue la necrópolis (ciudad de los muertos) de la acrópolis de Eivissa (ciudad de los vivos). Desde el año 1999, la necrópolis y la colección del Museo Monográfico de Puig des Molinos son Patrimonio de la Humanidad.
Hace unos años, el Ayuntamiento de la ciudad dio nombre a las cinco plazas del barrio: plaza de los molinos de Levante, plaza de la Creu del Cel, plaza del Molino de na Secorrada, plaza del Mirador de Dalt Vila y plazoleta del Molino d’en Porxet. Siete de los molinos han sido protegidos por la figura de BIC o BC, por parte del Consejo Insular. En el molino de na Secorrada pasaron unas semanas del verano de 1936 los escritores Rafael Alberti y María Teresa León

Sa Capelleta

Sa CapelletaEs el nombre que se da actualmente a uno de los barrios del Ensanche de la ciudad, barrio que en este caso se encuentra a tramontana del Puig des Molins. Toma el nombre la capilla de Santa Paula que existía en la zona, hoy desaparecida y que Joan Marí Cardona menciona en varios artículos1. Del siglo XVIII hasta el momento, las tierras del actual barrio han tenido varios nombres, según quién era el propietario: 'Hort d'en Forqueta', 'Hort de n'Escandell', 'Hort de na Rita Escandell'.

El nombre de Sa Capelleta se emplea desde la segunda mitad del siglo XIX. La casa payesa de la finca, que ya constaba en planos de las primeras décadas del siglo XVIII, se conservó hasta hace unos años.

Existían palabras del catalán de Eivissa que sólo las usaban los vecinos del barrio.
Arxiu Històric d'Eivissa (AHE)

Talamanca

Talamanca es una bahía protegida con una playa que con sus 900 m de longitud la hacen la más larga del municipio de Eivissa. La playa es la continuación y culminación de la zona húmeda de ses Feixes de Talamanca o del Prat de ses Monges. La zona había formado parte de la bahía de Eivissa hasta principios del siglo XX.

Talamanca

Los primeros equipamientos turísticos:
El año 1934, el arquitecto Erwin Broner diseña y construye un establecimiento de baños para la playa de Talamanca, ejemplo de la primera arquitectura contemporánea en la isla. El año siguiente se acaba de construir y se anuncia en la prensa local el Café-Bar Talamanca, donde tenían lugar verbenas y rifas. El precio de la entrada era de una peseta para los hombres y gratuito para las mujeres. La frecuencia de las barcas que hacían el tramo puerto de Vila-playa de Talamanca en esa época era cada hora.
El 15 de julio del año 1950 se inaugura el balneario que poco tiempo después se convertiría en el hostal Talamanca.

El lugar inspiró el escritor y filósofo rumano radicado en Francia, Emil Cioran, su obra "Cuaderno de Talamanca", que recoge sus reflexiones e impresiones durante la estancia que hizo entre el 31 de julio y el 25 de agosto de 1966. Él tenía el proyecto de escribir "La noche de Talamanca", a pesar de que no lo llegó a hacer.

“24 de agosto. Talamanca. Ir una última vez a contemplar el molino al atardecer. Nadie en los alrededores. Silencio. El cielo y el mar. Ibiza enfrente...”