• 1

Por a sortir

¿Qué te provoca el desconfinamiento, miedo o ilusión? Quizás las dos emociones al mismo tiempo. Y seguramente alguna más.
Hemos estado encerrados durante mucho tiempo y, al igual que nos costó adaptarnos a la situación de quedarnos en casa, ahora nos puede costar salir.

Quizás nos sentimos con poca energía, cansados, enjaulados (porque somos animales naturales y sociales), pero en casa estamos seguros, sabemos lo que hay. Y fuera, no sabemos lo que nos espera.
¿Como vives tú este desconfinamiento? ¿Qué te hace sentir?

Hoy te propongo esta actividad:
1. Toma un papel y colores, y escribe, pinta o representa de alguna manera todo lo que sientes, todas las emociones presentes, en relación a esta nueva etapa, el desconfinamiento.
Antes de hacerlo, tómate un par de minutos para cerrar los ojos y respirar, tal como hemos aprendido a hacer en los talleres presenciales.
2. Observa lo que has expresado. ¿Puedes poner nombre a tus emociones? ¿Las reconoces? ¿Cuáles tienen más fuerza en estos momentos?
3. Acepta estas emociones. Tanto si son agradables como desagradables. ¡No te pelees! Recuerda que todas son valiosas y útiles.
4. ¿Cuáles de estas emociones te pueden ayudar a sentirte mejor? ¿En qué puedes poner el foco para coger fuerzas?
5. ¿Qué emociones podrías añadir y cultivar para adaptarte mejor a este nuevo cambio?
Quizás el coraje, que no es la ausencia de miedo, sino saber que el miedo está ahí, pero que no nos inmoviliza y avanzamos.
Tal vez la curiosidad por este nuevo mundo que nos espera. ¿Y si lo vivimos como una aventura?
O la ilusión, que nos permite soñar, visualizar y disfrutar de las cosas antes de que pasen, que nos da fuerzas para progresar. ¿Y si nos ilusionamos por este nuevo mundo y salimos a la calle para darle forma?
De hecho, de todos nosotros depende qué forma tendrá, como nos relacionaremos con las nuevas normas (que es tan importante cumplir por el bien de todos).
¿Qué valores queremos que prevalezcan? ¿Qué actitudes? ¿Qué emociones? Todo ello, como el virus, también es contagioso. ¿Qué actitudes y emociones queremos contagiar?

Por último, si eres de los que tiene miedo de salir, una emoción que es muy natural sentir en esta situación que estamos viviendo, date un tiempo. Al igual que el gobierno estableciendo sus fases, establecemos nuestras propias fases, pequeños retos diarios o semanales, que nos hagan salir adelante. Nuestro cerebro necesita que poco a poco le vayamos transmitiendo que no hay amenaza. Podemos empezar por un pequeño paseo al sol, hasta el mar... Nuestro cuerpo agradecerá el movimiento, la exposición al sol, la vista de la naturaleza... y nos sentiremos mejor. Todo ello, siempre respetando las recomendaciones sanitarias y con cordura.
¡Nos vemos en este nuevo mundo!