• 1

Autoconcepte

El confinamiento, esta situación excepcional que nos ha obligado a aislarnos físicamente, nos ofrece tiempo para estar con nosotros mismos y es una gran oportunidad de autoconocimiento. Un tiempo que la vida nos regala para mirar adentro y tomar conciencia de quiénes somos, qué queremos, cómo nos tratamos a nosotros mismos y a los demás...

Hoy os propongo que tomemos conciencia de nuestro autoconcepto, de cómo nos vemos a nosotros mismos. Y lo haremos con un pequeño juego, el juego del "Si fuera...".

Os invito a coger una libreta y un bolígrafo y a ir contestando las preguntas. Es importante que también las razonéis, que escribís lo que os identifica con eso. Y es recomendable que dediquéis un rato tranquilo, que sean respuestas hechas desde la reflexión. Quizás os viene una de muy rápida. Si es así, apuntadla, pero parad más adelante a pensar en ello un poco. Puede que después decidáis modificarla o matizarla (los matices son muy importantes porque en la vida muy pocas cosas son todas blancas o negras!).
Y, para que veáis un ejemplo, esta semana que es Sant Jordi y se celebra el día del libro, comparto con vosotros la que sería mi respuesta a la primera pregunta: Si yo fuera un libro, ¿qué libro sería?
Si yo fuera un libro, sería un libro de un viaje, como El Principito, con encuentros sorprendentes, algún capítulo triste, otros muy alegres, grandes descubrimientos y aprendizajes; o un libro de poemas, como los de Miquel Martí i Pol, de poemas sencillos, reflexivos, con preguntas sin responder y también grandes certezas. Algunos de largos y llenos de pasión y otros formados solo por un par de palabras en medio de un gran silencio.

¿Empezamos?
Si yo fuera un libro, ¿qué libro sería? ¿Por qué?
Si yo fuera un elemento de la naturaleza, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Si yo fuera un animal, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Si yo fuera un clima, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Si yo fuera un aroma, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Si yo fuera una máquina, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Si yo fuera una fruta, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Si yo fuera una pared, qué tipo de pared sería? ¿Por qué?
Si yo fuera una canción, ¿cuál sería? ¿Por qué?
Como siempre, si quieres, puedes compartir tus respuestas con nosotros. ¡Nos hará mucha ilusión!