Junio 19, 2019

ajuntamentdaltvila

Platja de Talamanca La playa de Talamanca, de 900 metros de longitud y 30 metros de ancho, se caracteriza por ser una playa familiar debido a que es una ensenada cerrada, poco profunda y protegida de las corrientes eólicas de grandes dimensiones. Talamanca es la playa más grande del municipio de Eivissa, aunque puede presumir de no sufrir aglomeraciones.

Zona libre de humos
Desde el Ajuntament de Eivissa se han determinado dos zonas libres de humos. Se trata del último tramo, conocido como ses Figueres, por donde discurre el paseo de Pompeu Fabra. El objetivo desde el ayuntamiento es disminuir la exposición al humo del tabaco en la población y fomentar el establecimiento de medidas de concienciación medioambiental y de protección de la salud entre los usuarios de la playa.

Características
Es una playa de arena blanca, de grano medio y con algunas zonas rocosas en sus márgenes. Presenta una orientación sur-sureste, una escasa pendiente, un viento flojo de componente sur y un fondo arenoso con áreas recubiertas por algas.
En esta misma zona, provista de todo tipo de servicios hoteleros y restauración, se encuentra el arrecife de Posidonia, incluida dentro de la declaración de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.  Este arrecife puede calificarse como de muy alto valor ecológico, tanto por su extensión como por su calidad. Constituye una de las mejoras representaciones de este tipo de formaciones en todo el Mediterráneo Occidental.

Accesos
El acceso por carretera es sencillo siguiendo la señalización viaria. El vehículo particular se podrá estacionar de manera gratuita en el aparcamiento existente o en las zonas debidamente señalizadas. También se puede llegar en autobús o a pie desde la ciudad de Eivissa recorriendo el paseo Joan Carles I. También se puede llegar en barca, que realiza su salida desde el puerto de Eivissa y llega hasta Marina Botafoch, a pocos metros de la playa.

Servicios
La playa de Talamanca está provista de duchas y baños así como de una pasarela de madera que recorre todo el litoral y que la hace accesible a las personas con discapacidad. Asimismo, también existen varios puntos de vigilancia y socorrismo durante la temporada de verano.
En la misma zona también existe todo tipo de establecimientos de restauración y hoteleros, que permanecen abiertos la mayor parte del año. Asimismo existen escuelas deportivas de vela.

Talamanca también registra varias concesiones de playa que permiten al usuario alquilar hamacas y sombrillas.
En la misma playa se desarrolla el programa de actividades conocido como ‘Un mar de posibilidades’, consistente en la realización de actividades acuáticas, navegación a vela o kayac para mejorar el desarrollo físico y psicológico de personas con dispacidad.