Julio 07, 2020

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Rafa RuizAdemás, se estudiarán posibles ampliaciones de ocupación siempre que sean compatibles con las medidas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias.

El Ayuntamiento de Eivissa no cobrará durante 2020 las licencias de ocupación de la vía pública en los bares, restaurantes y comercios de la ciudad de Eivissa, según la decisión tomada por el equipo de gobierno municipal para contribuir a paliar la pérdida de ingresos que sufrirán durante este ejercicio con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus.

Los negocios deberán tramitar igualmente su permiso para que queden regulados los metros que pueden ocupar y así tengan su título habilitante al día, pero sin que ello suponga el pago de la tasa asociada que se venía pagando cada año.

Además, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Eivissa estudiará todas las propuestas de ampliación de espacio que planteen los propietarios del negocio y se verá su viabilidad, incluso cuando ello suponga ocupar espacios que hasta ahora no se habían otorgado o que supongan la eliminación de plazas de aparcamiento. En todo caso, estas ampliaciones deberán garantizar en todo momento que no suponen un inconveniente para el cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias en cuanto a la distancia física entre las mesas y los peatones.

El alcalde de Eivissa, Rafa Ruiz, explica que el objetivo 'es ayudar a los negocios en esta difícil situación, liberándolos de una carga impositiva y además contribuir a que con su apertura y las facilidades para que tengan más espacio, ayuden a hacer ciudad, a mantener los espacios en los que, con toda la cautela del mundo, las personas podrán relacionarse y hacer vida social, algo fundamental en una situación tan dura como la que estamos sufriendo'.

Vídeo:

Por su parte, la concejala de Comercio y Turismo, Dessiré Ruiz, ha explicado que el Ayuntamiento estudiará todas las propuestas de ampliación de espacio para que la reducción al 50 por ciento de la ocupación que se prevé a partir de la fase 1 se pueda ver compensada con más espacio para instalar mesas. 'Es evidente que no será igual de fácil en barrios con calles estrechas que en barrios donde las aceras son más anchas o tenemos grandes espacios para peatones al lado. Pero estamos abiertos a eliminar espacio que actualmente ocupan los coches para ganar más espacio para las personas; la prioridad será que la gente camine con seguridad y hacer el paseo compatible con que los negocios puedan tener suficiente espacio, siempre que sea posible, para instalar las mesas', señala la concejala.