Octubre 19, 2019

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Zona blava

El lunes 20 de febrero se iniciarán los trabajos de pintura anual de los aparcamientos de la zona azul de la ciudad. El próximo martes 21 de febrero entrarán en funcionamiento las nuevas plazas de zona azul. Con la reordenación de las plazas de zona azul se ha aprovechado para habilitar 400 nuevos aparcamientos de motocicletas y aumentar las plazas para personas con movilidad reducida.

El próximo lunes 20 de febrero la empresa EYSA, que es la empresa concesionaria encargada de la zona azul, aprovechando la implantación de la segunda fase de modificación de la zona azul, iniciará los trabajos de pintura de los aparcamientos de la zona azul de la ciudad de Eivissa, que se lleva a cabo de forma anual.

Esta segunda fase de la modificación de la zona azul se lleva a cabo en la calle Madrid entre las calles Vicent Serra i Orvay y Av. de Isidor Macabich, donde habrá 36 plazas de zona azul; en la Av. de Isidor Macabich con 31 plazas; en la calle Fra Vicent Nicolau, entre las calles Vicent Serra i Orvay y Av. de Isidor Macabich, 17 plazas; y en la calle Arzobispo Cardona Riera, entre las calles Vicent Serra i Orvay y Av. de Isidor Macabich, 16 plazas.
 
El sistema tarifario de la zona azul sigue siendo de un euro la hora, con un mínimo de quince céntimos (nueve minutos), y un máximo de dos horas. Los horarios se mantienen, en invierno (del 1 de octubre al 31 de mayo) el horario de la zona azul es de lunes a viernes de 9 h a 14 h y de 17 h a 20 h, y los sábados de 9 h a 14h, con respecto al verano (del 1 de junio al 30 de septiembre), el horario será de 9 h a 14 h y de 17 h a 22 h de lunes a sábado. Los residentes podrán adquirir la tarjeta para aparcar en la zona azul con un precio de noventa euros y quince céntimos anuales.

Con esta segunda fase de modificación de la zona azul quedan definitivamente compensadas las plazas que habían desaparecido debido a la peatonalización de Vara de Rey. La reordenación ha supuesto 400 nuevas plazas para motocicletas y ciclomotores y nuevos aparcamientos para personas con movilidad reducida repartidos por toda la ciudad.